Una pareja es como un equipo. Como tal puede evolucionar y en ocasiones tanto por un miembro de la pareja como por otro, así como por los dos, pueden requerir el acompañamiento de un coach para logar sus objetivos.

Como en todos los equipos, se busca más lo que une que lo que desune para lograr la meta. Es importante entender la pareja como el factor nuclear en el desarrollo familiar cuando hay hijos (de otras relaciones y/o comunes) y que es importante que cada miembro de la pareja esté lo más pleno posible, porque, como expone la perspectiva sistémica, podrá dar más a la pareja.

Las fases en el proceso del coaching de pareja son las siguientes:

  • Concretar y definir el objetivo de pareja: ha de estar consensuado por los dos y ambos tienen que pensar qué es lo que van a lograr con dicho objetivo (apreciable, alcanzable, resultado, con un plazo temporal y específico).
  • Plan de acción para lograr el objetivo: se especifica una planificación para poder conseguir un objetivo
  • Seguimiento: se realizan sesiones para ir siguiendo el objetivo y su planificación.
  • Evaluación y autocoaching de pareja: se evalúa la consecución del objetivo, y se dan pautas para poder establecer una forma de usar el coaching en la situación de la vida en pareja.

Desde una perspectiva general, la pareja requiere de un estadio de interdependencia:

 

  • Estadio de dependencia: se vive en un estado de no libertad y no independencia, en el que los conflictos que se generan son responsabilidad del otro, no de uno mismo también.
  • Estadio de independencia reivindicativa: desde aquí la persona solicita que su punto de vista siempre sea el más importante respecto al otro miembro de la pareja.
  • Estadio de independencia responsable: El punto de vista de cada uno es igual de importante. Cada uno explica su posicionamiento y comprende el punto de vista del otro.
  • Estadio de interdependencia: se crea la conciencia de que los dos puntos de vista son importantes para generar un proyecto conjunto.

Las sesiones (entre 6 y 8) duran unos 90 minutos y pueden ser presencial, semipresencial y on-line (videoconferencias con soporte material en nuestra plataforma web con acceso personalizado).

El proceso de coaching para parejas cuesta 540 euros en su totalidad en cualquier modalidad.

Contáctanos para contratar este servicio